Autores
18/10/2018

Releer el pasado

No era la primera vez que sucedía, que una silla fuera concebida por arquitectos. Tampoco era la primera vez que ésta se avanzaría como una construcción a pequeña escala de lo que más tarde serían resoluciones arquitectónicas. Cuando los arquitectos Federico Correa y Alfonso Milà desarrollaron el proyecto del restaurante Reno en la mítica calle Tuset de Barcelona, concibieron desde la estructura del espacio hasta el mobiliario, y diseñaron una silla que podría entenderse como el anuncio de una arquitectura que se alzaría veinticinco años más tarde en la esquina...
28/09/2018

Stevenson, Henry James, dos sillas y cinco mesas

Robert Louis Stevenson fue siempre un culo inquieto. Tísico y enfermizo, vivió en muchas casas, visitó muchos países y fue a morirse a Samoa, donde los lugareños no concebían que un relato pudiera ser inventado y tenían por veraces todas las historias asombrosas que Tusitala les contaba. Quizá porque desde niño el médico le recetaba interminables mañanas en cama, tenía una relación espinosa con las sillas que, según el crítico y amigo Edmund William Gosse, usaba siempre de forma excéntrica, “con sus piernas colocadas de través sobre los brazos de las butacas, o...
03/09/2018

Rietveld, Groenekan y la silla antecessor

Gerard van den Groenekan apenas sí tendría catorce o quince años en el invierno de 1917-1918, cuando llegó como aprendiz al taller que Gerrit Rietveld –ebanista y delineante, según los registros de la ciudad– había abierto en mayo en la Adriaen van Ostadelaan de Utrecht. Según él, fue en el verano de 1918 cuando en ese taller se realizó la primera versión de la silla fundacional del mueble moderno. Para celebrar semejante hazaña, Rietveld se hizo retratar frente al escaparate de su taller, orgullosamente repantigado en ella y escoltado por sus empleados a modo de...
27/07/2018

Loos se sienta sobre sus secretos

“¿Qué hará usted cuando muera el viejo Veilich?”, dice Loos que le decían los clientes, nunca muchos, pero selectos. Josef Veilich hizo todas las sillas de las casas de Adolf Loos desde sus primeras obras hasta su muerte en 1929, y el arquitecto le dedicó una sentida necrológica en el Frankfurter Zeitung donde tabletean como precisas ráfagas de ametralladora las ideas sobre el modo de responder a la necesidad de sentarse que venía defendiendo desde finales del siglo anterior. Loos es el mayor debelador de la originalidad, el fetiche moderno por excelencia: no hay...
20/07/2018

Las sillas fantasma de Edgar Allan Poe

El “primer fisonomista del espacio doméstico”, le llama Walter Benjamin porque los narradores de la Edad Moderna daban cuenta detallada del rostro y la complexión de sus personajes, pero apenas de sus habitáculos. El primer escritor decimonónico que hizo comparecer a los interiores en sus relatos fue Edgar Allan Poe, que dejó además dos testimonios específicos sobre el tema. Uno es una breve y socarrona Filosofía del mueble, publicada en mayo de 1840 en la Burton’s Gentleman’s Magazine de Filadelfia, donde se burla del mal gusto del interiorismo doméstico de sus...
10/07/2018

Sentarse para alzarse

Los autobuses que daban el servicio de transporte público en los años cincuenta en la localidad de Montgomery (Alabama), posiblemente como en cualquiera o muchas otras ciudades norteamericanas, contaban con unos asientos construidos con tubo de hierro cromado. La estructura de estos bancos alineados, pensados para dos pasajeros era a la vez soporte de los viajeros sentados y lugar donde sujetarse para los que iban de pie o se desplazaban por el interior del habitáculo. Esta forma de construcción en tubo de hierro curvado y atornillado evoca a los ejemplares...
26/06/2018

Icono americano en la isla socialista

En pleno corazón de la Habana moderna, en el Vedado, se encuentra la “Rampa”, una parte de la Avenida 23 que vivió el esplendor cultural antes de la revolución con los cabarets Turquino o las Cañitas del Hotel Hilton Habana (actual Habana Libre) y después de ésta, en los años en que el proyecto revolucionario fue más sexy. Durante la década de los años sesenta esta localización vivió el Congreso Internacional de Arquitectura (1963) para el que se construyó el “brutalísta” Pabellón Cuba. Cada noche de sábado en la “Vidriera mágica” el diseñador Fernando Ayuso...
23/05/2018

Un ready-made para sentarse

¿Puede cualquier objeto convertirse en un asiento? Si tenemos en cuenta que un asiento es cualquier lugar, objeto o mueble en el que apoyar las posaderas con el propósito de sentarse, podemos decir que sí. Desde que llegó Marcel Duchamp con sus objets trouvés o ready-mades (objetos ya existentes que son transformados para darles un significado totalmente distinto), todo es posible. El francés abrió la veda. Pero con la llegada de las teorías sobre la semiótica (en las que se estudia los signos y los símbolos como instrumentos de comunicación cultural) y del...
15/05/2018

A la sillita de la reina

Cuando era pequeña las niñas jugábamos a A la sillita de la reina: un juego popular que como recurso lúdico no estaba mal, puesto que no nos hacía falta ningún tipo de objeto como canicas, cuerdas, pelotas, peonzas o pañuelos. Era muy sencillo: dos niñas se cogían de las manos (mejor de forma cruzada, es decir, mano derecha con mano derecha y viceversa) y una tercera se sentaba en el hipotético trono resultante, agarrándose al cuello de las otras dos mientras era columpiada. Era una especie de carrera en la que la “reina” debía alcanzar una lejana meta junto a sus...
07/05/2018

Sin quererlo, estandarte de una filosofía

El ambicioso plan seguía adelante, lento pero incesante. La construcción del complejo educativo se había iniciado en Kuhberg, una colina dentro de Baden-Würtemberg, tal como él lo había ideado. Un campus completo, con sus aulas, sus talleres, su biblioteca, la residencia de estudiantes, las viviendas de los profesores, los despachos de los jefes de departamentos, incluso una cafetería. La Hochschule für Gestaltung de Ulm había sido proyectada en 1950 bajo criterios de funcionalidad y austeridad pues su arquitecto, el diseñador suizo Max Bill, se había formado en...
23/04/2018

Una silla para tomar el té

La extravagante señorita Katherine Cranston decidió abrir su primer salón de té en el número 114 de la calle Argyle de Glasgow, Escocia. Fue el primero de una larga cadena de establecimientos lujosamente decorados en los que las damas elegantes pudieron reunirse sin necesidad de compañía varonil. El de la calle Argyle obtuvo un éxito inmediato gracias a su billar, su sala de juegos, su sala de lectura, su sala de fumar y el salón de té para las mujeres. Dicha empresaria, que dirigía sus negocios con puño de hierro, pretendía ofrecer una alternativa abstemia a los...
10/04/2018

Una silla para toda la vida

Iba Enrique paseando con su hija Sara por el conocido barrio de Gràcia de la ciudad de Barcelona. Sara tenía cinco años. En un par de semanas iba a cumplir seis. Estaba creciendo muy rápido. Demostraba una espontaneidad fresca y propia de su edad y una curiosidad innata por todas las cosas. Tenían un itinerario habitual que realizaban dos o tres veces por semana. Pero ese día Sara quiso cambiar, por uno de esos arrebatos espontáneos que a su padre tanto gustaban. Así pues, iban bajando por la calle Verdi cuando ambos se fijaron en una fachada diferente del...
20/03/2018

Una silla para la eternidad

Resulta difícil imaginar que una silla evoque poéticamente la muerte. La imagen de la silla eléctrica estremece por su estricta funcionalidad y no es casual que Andy Warhold le dedicara una serie de serigrafías tratándola de icono macabro de la cultura norteamericana. La silla eléctrica es un producto de la ingeniería técnica más despiadada mientras que la silla Golgotha, diseñada por Gaetano Pesce en 1972, es un objeto a medio camino entre la escultura y el diseño que no destaca especialmente por sus cualidades funcionales y productivas sino por su materialidad...
13/03/2018

La utopía hinchable

Cualquiera que haya diseñado o producido una silla sabe lo difícil que es concebir una estructura que soporte el peso de una persona corpulenta aparentando la máxima ligereza. Hay que disimular como actúan las potentes fuerzas de presión y torsión. Durante milenios las sillas tuvieron cuatro patas. Utilizando tubo de acero, los diseñadores del Movimiento Moderno se las arreglaron con dos y a mediados de los años cincuenta del siglo XX, Eero Saarinen logró que su silla “Tulip” se levantara sobre una sola pata de tal modo que ésta adoptaba la apariencia de un...
02/03/2018

Conversación en el tren

Nadie duda que la silla cantiléver (Freischwinger que en alemán que significa de libre oscilación) basada en el principio de la viga en voladizo y que se caracteriza por su elasticidad, es un diseño universal. Sin embargo, su paternidad es problemática. ¿Es un diseño de Marcel Breuer inspirado en una idea de Mart Stam o al revés? ¿Cuáles fueron los contactos entre ambos diseñadores? ¿En qué momento se cruzaron sus experimentos? El arquitecto holandés Mart Stam había diseñado en 1926 una silla sin patas posteriores construida mediante 10 tramos rectos de tubo de...
23/02/2018

De material de guerra a objeto para la paz

Patata frita. Este símbolo del fast food norteamericano al que alude el apodo de la silla LCW (Lounge Chair Wood) podría hacernos pensar que era el producto de la imaginación de un diseñador pop. Nada más lejos de la realidad porque en 1945, cuando se acercaba el fin de la Segunda Guerra Mundial, el pop todavía no había hecho acto de presencia en el escenario cultural y la industria de los Estados Unidos se encontraba volcada en la construcción de material bélico. No era una época propicia para las frivolidades. Esta silla fue el resultado de los esfuerzos que...
06/02/2018

La silla que se lleva a todas partes

¿Quién no ha ido a la playa o al campo llevando una de esas sillas de tubo de aluminio baratas, plegables, que no pesan, no se oxidan, se pueden almacenar y transportar sin esfuerzo? ¿Este modelo omnipresente en los campings es realmente un diseño bonito y cómodo? Pues no demasiado. La curva de la patas las hace inestables y vuelcan cuando el usuario se inclina a un lado. El barrote de la parte de atrás se clava en las posaderas y el de delante en la parte posterior de los muslos cortando la circulación. El trenzado de tiras de nylon termina por abrirse con el...
29/11/2017

La silla "transplastic"

Coincidí con los hermanos Campana en un “workshop” de verano en Boisbuchet. Allí tuvimos tiempo de tener largas conversaciones en esas cenas compartidas en mesas comunales que son el centro de la vida campestre que se lleva en el lugar. Una tarde hablamos de su colección Transplastic. Seguramente es la que mejor expresa el modo de pensar de los hermanos brasileños. El trabajo manual contrapuesto al industrial, cómo utilizar pobres materiales locales, en este caso una fibra llamada “apui”, y elevarlos de categoría aportándoles una inesperada belleza a través del...
17/11/2017

La silla "and the rabbit speaks"

Hace muchos años, a principios de los noventa, en una visita al estudio del Ron Arad en Candem Town (Londres), él me enseñó muy contento una silla que acababa de diseñar y estaba ya terminada. Se llamaba “And the rabbit speaks” y consistía en una gran caja de madera, con sinuosa forma de asiento, que se abría como el estuche de un violín y dentro de ella encontrabas otra silla diseñada con la misma silueta que la caja. La idea, según me contaba, era que las sillas viajaban normalmente en grandes cajones de madera que las protegen, y cuando llegan a su destino, la...
08/11/2017

La silla papal

Fue en un viaje de trabajo a la fábrica de Herman Miller, en el ignoto destino de Grand Rapids (Michigan). Íbamos con el diseñador Yves Behar, que estaba trabajando con los fabricantes americanos en una nueva silla de oficina. En esa visita, nos dieron un paseo por las instalaciones y terminamos en un sótano donde se almacenan productos de todo tipo, prototipos, piezas especiales, etc. Fisgoneando por allí, Yves y yo levantamos un plástico y nos encontramos con un sillón de cuero blanco con un extraño escudo impreso en el respaldo. Era un modelo diseñado...
03/11/2017

La silla "Navy"

La historia de la silla Navy es una de las más sorprendentes e ingeniosas que conozco. Durante la segunda guerra mundial, la armada americana se encontró con un problema con las sillas que llevaban a bordo, ya que solían terminar destrozadas por los rudos marineros después de estar meses en alta mar. Necesitaban con urgencia sillas tan robustas como ligeras, no magnéticas, inmunes a la herrumbre producida por la sal marina y, además, resistentes al fuego. Misión casi imposible. En los años cuarenta, Wilton C. Dinges de Emeco trabajó con un almirante de la marina...
02/11/2017

Domingo el carpintero

En los años sesenta, Eivissa (Ibiza) aún era un paraíso poco contaminado por la modernidad, en el que pervivía la cultura rural, a la que pertenecía Domingo, un viejo carpintero que junto con su joven sobrino que le hacía de asistente seguía trabajando en la parte alta de Dalt Vila. Domingo usaba la sólida madera de las sabinas insulares a la que daba forma con la sierra, el cepillo, el escoplo, el formón… las más tradicionales herramientas que manejaba con destreza. Y de hecho, de su taller salieron muchas de las sillas y mesas que compraron para sus casas los...
27/10/2017

La silla "Sánchez"

El escultor José Luis Sánchez todavía conserva un mono de trabajo que en un viaje a Finlandia le regaló Pi, la primera mujer de Timo Sarpaneva, que tenía una empresa dedicada al diseño de ropa de trabajo. Les había conocido, a él y a Tappio Wirkkala, años antes, en la Trienale de Milán de 1954, cuando José Luis era un joven becario que se encargó del cuidado del Pabellón español de Ramón Vázquez Molezún, mientras que Sarpaneva era la estrella invitada en el pabellón de su país. Esa estancia en Milán fue muy fructífera para José Luis, que en su apoyo a las...
17/10/2017

Levantarse a tiempo en la Cámara de los Lores

La palabra «escaño» procede del latín scamnum, que significaba «banco, asiento o tarima». No todo el mundo tiene el privilegio de sentarse en los bancos acolchados de la Cámara de los Lores, pero Sir Bernard Montgomery, vencedor del mariscal Rommel en El Alamein (1942) mereció sin duda su asiento. Un día, ocupando su puesto en el banco rojo, se puso en pie, se volvió hacia un Lord que estaba sentado a su derecha, y con expresión serena y en voz queda, le dijo: «Pido disculpas por molestarle, pero estoy sufriendo una trombosis coronaria». Y, efectivamente, los...
10/10/2017

Sillas de estilo para los "negocios reales"

Consultando las Siete Partidas, descubrimos que Alfonso X utilizaba el mismo aposento para todos los usos reales: consejos, ágapes, y las más íntimas comodidades... En el Libro de la Cámara se explica que el retrete era una habitación situada junto al dormitorio en la que se guardaban alimentos, servicios de lavabo, ropas, libros de rezos y... un sillón o caja cuadrada que contenía el bacín... En las crónicas de viaje de Carlos V se describen los lujosos retretes del castillo de Nájera “tendidos de tapicerías de hilo y de seda”. Isabel I de Inglaterra utilizaba...
02/10/2017

El vidrio irrompible: invento decisivo

La marquesa de Brezé, hermana del cardenal Richelieu sólo se sentaba rodeada de cojines, porque estaba convencida de que tenía el trasero de cristal. Esta noble familia dio personajes tan ilustres como disparatados. El cardenal Richelieu acabó su vida creyéndose que era un caballo, y relinchaba mientras daba vueltas a la mesa de billar. Su hermano cayó en el delirio de creerse Dios Padre. El número de locos que creyeron ser de vidrio –como Tomás Rodaja, el licenciado cervantino- no es hoy tan abundante como en tiempos antiguos. Es curioso que esta manía...
25/09/2017

Una tumba para una silla

Entre los más famosos enfermos imaginarios se cuenta el juez Du Hellain. Este magistrado, que ejerció su carrera en Caen, era muy aprensivo y dio en el delirio de creerse tísico. A pesar de su aspecto bastante saludable, no quería que nadie interrumpiese su reposo y permanecía sentado en una silla donde atendía incluso los casos de justicia. Más tarde, comenzó a quejarse de migrañas. Y, como los médicos le dijeron que la oscuridad y el reposo alivian el dolor de cabeza, el juez Du Hellain mejoró su posición de descanso, permaneciendo siempre sentado o acostado en...
18/09/2017

Hay que saber dónde sentarse

Gore Vidal, el escritor de best sellers y obras literarias muy famosas (Juliano el Apóstata, Hollywood, Imperio), explicaba su secreto para tener éxito en los medios de comunicación: sentarse, en todas las fiestas, al lado de alguien con un vestido exótico o extravagante. Si uno no lleva un peinado mohicano ni es una mujer del gran mundo, también vale un indio con turbante. Cuando te sientas al lado de un personaje que lleva turbante te sacan más fotografías y te llevas la portada del domingo, recomienda Gore Vidal. Son incontables las fotografías en que este...
13/09/2017

El trono es el poder

El rey de las sillas es sin duda el trono real. Más que la corona o el cetro, es el símbolo del poder: subir al trono, mantenerse en el trono, perder el trono. También en sentido figurado: ¿logrará alguien destronar al rey del rock, a la reina del pop? Las religiones se han moldeado a imagen de las monarquías. Los dioses sientan sus reales en tronos desde los que gobiernan el mundo. En el arte medieval de los mosaicos bizantinos y los frescos románicos, e incluso en una célebre tabla de Van Eyck, hizo fortuna una representación elíptica de la divinidad, a través...
04/09/2017

La silla es

Pequeño escrito de homenaje a modo de poema leído por Alessandro Mendini en 1980 con motivo del aniversario de las Veinte sillas en Veinte años del maestro italiano Vico Magistretti. Mientras la silla trabaja el hombre descansa. La silla es aquella cosa formada por un poco de patas, un asiento y un respaldo. La silla es silla, sillón, diván, puf, taburete y banqueta. La silla es la dimensión espacial dentro de todas las casas. La silla es de madera, plástico, mármol, tela, hierro, carne, brillantes, bambú, tierra. La silla es el eje cartesiano del hombre...
28/08/2017

Quién fue a Sevilla perdió su silla

Es uno de refranes que se aprenden desde niño porque les enseña muy gráficamente lo que se pueden encontrar en la vida. Si te duermes o te despistas puede ocurrir que cuando regreses otro haya ocupado tu lugar. Tiene muchas declinaciones populares –“quién fue a Morón, perdió su sillón”– y en realidad está mal construido, porque lo correcto sería decir que “quien se fue de Sevilla, perdió su silla”. Es un hecho histórico. Durante el reinado de Enrique IV, entre 1454 y 1474, se concedió el arzobispado de Santiago de Compostela a un sobrino de Alonso de Fonseca, que...
21/08/2017

Sillas Musicales

En el juego de las sillas musicales los participantes dan vueltas a un círculo de sillas mientras dura la música y, cuando ésta se para, tienen que intentar sentarse… Pero siempre hay una silla menos que jugadores. Es un juego sencillo (los elementos necesarios se encuentran en todas las casas y sólo hay que contar con un aparato reproductor de música, o alguien que toque un instrumento, o incluso basta con que sepa cantar) y se presta a un montón de situaciones hilarantes. En los ambientes solemnes de los auditorios de música clásica los asientos también...
14/08/2017

Gaudí y la ergonomía directa

La arquitectura de Antoni Gaudí es un gran foco de atracción internacional, como pueden comprobar cada día los propios barceloneses. Pero además de los edificios, hay una serie de trabajos de este artista que también llaman poderosamente la atención: se trata de sus diseños de mobiliario doméstico, que proyectaba a medida para cada uno de sus clientes. Las piezas más notables son, sin duda, sus sillas: orgánicas, cálidas, originales. Gaudí diseñó sillas para algunos de sus clientes principales: Calvet, Batlló y Milà. En relación con alguna de estas sillas se...
02/08/2017

En el Boudoir

En la Italia de 1911 causó sensación un cartel de Marcello Dudovich para la casa Borsalino, célebre fabricante de sombreros para caballero. Sus producciones de lujo, comercializadas bajo la marca Zenit, ejemplifican como ningunas la atmósfera de un mundo exclusivo que poco después desaparecería con el estallido de la Primera Guerra Mundial. El cartel de Dudovich, con predominio de tonos amarillos, muestra una silla rococó con un sombrero bombín, unos guantes de caballero y un bastón. ¿Qué hacen ahí estos complementos? ¿Quién es su dueño? Por el entorno elegante...
01/08/2017

Historia de las Sillas por Silvio Rodríguez

Para muchos es una de las canciones más hermosas del cantautor y poeta cubano Silvio Rodríguez. Pertenece al álbum En vivo en Argentina, grabado en abril de 1984 junto con Pablo Milanés en Buenos Aires, poco meses después del fin de la dictadura. Las sillas, al contrario que sucede con los zapatos, raramente aparecen en el cancionero. Que cada cual la interprete a su gusto. En el borde del camino hay una silla, la rapiña merodea aquel lugar. La casaca del amigo está tendida, el amigo no se sienta a descansar. Sus zapatos, de gastados, son espejos que le...
24/07/2017

No sabía sentarse

En 1931 moría en Barcelona un arquitecto de gran productividad, autor de casi quinientos proyectos, muchos de ellos para viviendas. Se trataba del marqués de Sagnier, que durante casi medio siglo de carrera profesional había construido gran parte de la ciudad moderna y que incluso había dejado muestras de su quehacer en varias partes del planeta. En una nota necrológica, se celebraban los valores de confort de las casas que Enrique Sagnier Villavecchia había proyectado y construido, y se vinculaban a su personalidad de hombre hogareño y padre de familia, de trato...
17/07/2017

La siège d'amour "diseñada" por Eduardo VII

Eduardo VII, rey de Gran Bretaña e Irlanda, hijo de la Reina Victoria y del Príncipe Alberto, tuvo una juventud silenciosa que empequeñece las historias de cama de la actual familia real británica. Pero también es cierto que cuando empezó a reinar, en los inicios del siglo XX, a los sesenta años, sus virtudes como diplomático y hombre de Estado acabaron por hacer olvidar sus pecados de juventud. Sin embargo, en una historia del mobiliario del amor, no se puede pasar por alto su aportación a las fantasías eróticas en el campo del diseño, pues su Siège d’amour, un...
06/07/2017

N'hi ha per a llogar cadires

Es uno de los dichos o expresiones populares de la lengua catalana que no tienen una traducción literal ni equivalente en castellano. Se utiliza cuando alguien se comporta de manera inaudita o poco convencional y más correctamente para referirse a situaciones extraordinarias que pueden generar expectación. Su origen está en la frase “s’hi llogaran cadires” que en otros tiempos pronunciaba el pregonero del pueblo para anunciar un espectáculo. Era una especie de eslogan publicitario, porque el hecho de ofrecer sillas al público, aunque fuesen de alquiler,...
03/07/2017

San Atilano en su silla

Como el aragonés es hombre pacífico y hogareño, nada más típico que las “auroras” que se cantan en Tarazona al glorioso San Atilano, patrono de la ciudad, y que presentan al varón celestial sentado en su silla: “Tarazona se llena de gozo porque tiene un hijo de fe y religión que se llama glorioso Atilano y que nos acoge con su protección. Feliz situación: lo tenemos sentado en su silla en la propia casa en donde nació”
26/06/2017

Manual para hacer una silla

Elija, entre los varios tipos de madera, el que más le guste por la forma y el color: Abedul – Arce – Boj – Caoba – Castaño – Cedro – Cerezo – Chopo – Ébano – Encina – Haya – Nogal – Olivo – Olmo – Pino – Roble – Teca – etc. Recuerde que los elementos esenciales de una silla son: Asiento – Larguero – Patas delanteras – Patas traseras – Peinazo – Respaldo – Travesaño. Aunque puede añadirle las fantasías decorativas que más le agraden: Base de respaldo – Brazos – Concha – Cortina – Follaje – Hoja de acanto – Palmeta – Pátera – Pomos – Volutas –...
12/06/2017

La silla de Homar

La zona más admirada de la Barcelona del siglo XX es la conocida como el “Quadrat d’Or”, la parte más central del Ensanche que proyectó el ingeniero Ildefons Cerdà, en la que las familias acomodadas de Catalunya decidieron instalarse promoviendo en la época más floreciente del modernismo la construcción de edificios singulares. Los Boixareu, propietarios de las pujantes industrias textiles que prosperaron al amparo de la primera guerra mundial, decidieron ocupar el principal de una de estas fincas que decoraron sin reparar gastos también al gusto del modernismo....
05/06/2017

La mejor silla

Raül, diseñador industrial, nacido y formado en Barcelona, pero con un master en el Royal College of Art de Londres, y su mujer, Candelaria, interiorista de Gran Canaria, querían obsequiar a su hija con algún objeto doméstico como regalo de boda. Al preguntarle qué deseaba, Helena les contestó que una silla para su mesa de trabajo. Les dejaba escoger, pero les pedía la mejor silla, la más cómoda, la más práctica, la más anatómica… y la más moderna. Buscando el asiento más idóneo, los padres refrescaron sus conocimientos revisando catálogos, visitando tiendas y...
29/05/2017

Trabajo de fin de curso

El Instituto Gestalt, la escuela de diseño que defendía una opción tecnológica e ingenieril, propuso a sus alumnos de tercer grado un trabajo de fin de curso en el que deberían determinar cuál era, a su entender, la silla que anatómica, funcional, técnica y económicamente respondiera mejor a las necesidades del usuario. El trabajo resultó complejísimo para los discípulos que quisieron revisar los principales diseños realizados desde 1914, es decir, desde el momento en que los conceptos funcionalidad, racionalismo e industrialización se impusieron definitivamente a...
04/05/2017

El sillón orejero del Padre Eterno

Un buen sillón es un signo distintivo de autoridad. Antiguamente reservado al patriarca, hoy las mujeres deberían proclamar su conquista de la igualdad, sentándose en el sillón orejero de la casa. Curiosamente, el más famoso de todos los sillones orejeros –fabricado en Italia desde 1912 por un artesano turinés, llamado Renzo Frau- tenía un nombre femenino (la “poltrona Frau”). Tapizados con piel lisa o capitonnée, los sillones Frau crearon un estilo inolvidable en las casas burguesas. Se convirtieron en un símbolo de bienestar y de poder. Su publicidad era...
04/05/2017

Luis XIV anuncia "sentado" su matrimonio con Madame de Maintenon

El palacio de Versalles –donde triunfó Molière- había sido concebido como un fabuloso escenario. La propia vida del rey era un espectáculo. A Luis XIV le gustaba tanto vivir en público que permitía el acceso a palacio de cualquier extraño que quisiese asistir a las ceremonias de la vida real: el despertar del Rey, el almuerzo o los paseos al aire libre. Así se permitió anunciar su matrimonio con Madame de Maintenon, sentado en su silla de negocios (un eufemismo que hace referencia a la más elemental de las comodidades). Para penetrar en las estancias reales...
04/05/2017

Manuel de Falla y su búnker de sillas

Manuel de Falla, el compositor español, era muy hipocondríaco. No tenía una complexión fuerte, pero además sufría de pequeños trastornos (cefaleas, desarreglos digestivos, y dolores reumáticos). Era tan aprensivo que tenía incluso miedo de los abrazos enérgicos que le propinaba el pintor Zuloaga, que era un vasco de fuerte complexión.Zuloaga contaba cómo fue a visitar a Falla en Granada, y la hermana del músico le advirtió que no se acercase a abrazarle, porque estaba muy débil. Zuloaga se lo encontró rodeado de sillas, protegido en un verdadero búnker,...
12/04/2017

La antigua corte española, y el encargo de vigilar la silla

El protocolo de la corte española llegó, en el Siglo de Oro, a excesos sólo superados en la Viena de Francisco José. Una dama española honrada debía mantener siempre ocultos sus pies. Y las exigencias de la etiqueta cortesana en este punto llegaban a tales extremos que nadie podía hacer referencia a los pies de la reina, so pena de incurrir en grave desacato. Quizás podríamos encontrar aquí la influencia de la tradición semítica. Y la verdad es que nuestros reyes vivieron tan sujetos a las normas de la corte como pudiera estarlo el Sumo Sacerdote a las...
12/04/2017

Las sillas de los genios

Salvador Dalí calzaba un 41; pero cuando pintaba, para estimular su inspiración, utilizaba zapatillas más pequeñas, concretamente de la talla 38. La incomodidad activa el ingenio. Goethe se sentaba a escribir en su casa de Weimar en un caballete de madera, parecido a los caballos con aros que utilizan los atletas en los juegos olímpicos. Rilke escribía de pie, en un pupitre alto, recitaba también de pie, y sólo se sentaba para leer. Y en el Achilleion –el palacio que construyó Sissi en Corfú- se conserva el despacho que utilizó el Kaiser Guillermo II, con una...
12/04/2017

Tome usted dos asientos

Charles de Morny fue un famoso político y banquero francés, emparentado con toda la aristocracia (hermanastro de Napoleón III). Para explicar sus orígenes decía, cínicamente: En mi familia somos bastardos de padres a hijos.Soy biznieto de un rey, nieto de un obispo, hijo de reina y hermano de un emperador. El hizo honor a la descendencia de la familia, dejando numerosos bastardos: unos bien comprobados y otros atribuídos por la leyenda, como Sarah Bernhardt. Inspiró a Zola el personaje de Monsieur de Marsy en la novela Su Excelencia Eugène Rougon. Se cuenta...
12/04/2017

Una silla para el sombrero

Una de las normas de la etiqueta hispánica, cuando se “rendían” visitas, era demostrar gran admiración por el sombrero del visitante. Los árabes y los judíos que habitan las ramas de nuestro árbol genealógico podrían explicarnos cumplidamente las razones de esta costumbre oriental. “La cortesía que se rinde al sombrero de un caballero particular -observa el gran viajero Richard Ford- es notable, sobre todo entre la gente bien de provincias: no se le permite tenerlo en la mano, ni dejarlo en el suelo. El atento dueño de la casa se esmera en este rito de...
14/03/2017

Las sillas y las bañeras del Hotel Ritz

Gracias a Eduardo VII, que tenía la costumbre de bañarse en compañía de sus amigas, se hicieron más cómodas las bañeras de los hoteles. En vista de que el voluminoso príncipe se quejaba de la incomodidad de las bañeras, César Ritz decidió hacerlas más anchas y cómodas. El genial Ritz tenía soluciones para todo. Y al igual que encargaba las bañeras grandes, mandaba fabricar muebles pequeños, cuando se trataba de espacios más íntimos. Así decoró el bar de la Rue Cambon en su lujoso hotel de la Place Vendôme de París. Como el espacio era muy limitado, ordenó a...
subir