La silla de Freud - Historias - Andreu World
Autores
18/03/20

La silla de Freud

A Freud le gustaba leer de forma un tanto peculiar. Tumbado en diagonal, con las piernas colgando del brazo de la silla y la cabeza sin apoyo, manteniendo el libro en alto. Para que esta postura tuviera lugar de forma más confortable su hija Matilde le regaló esta silla diseñada el 1930 por el arquitecto Felix Augenfeld. Testimonios de todo ello debieron ser las múltiples pequeñas esculturas egipcias griegas o asiáticas que habitaban sobre su mesa. Individuos preciosos por las historias que representaban, estas figuras pertenecían a las civilizaciones que tan profundamente el había interpretado. Eran capaces de materializar el patrimonio imaginario de la psicoanálisis fundamentado en fenómenos verbales y mentales. Le ofrecían presencia allí donde había ausencia, acogiendo el patrimonio de sueños y mitos a través de la cual la psicoanálisis se sumergiría en la etapa primera de la existencia humana. 

 

andreu_world_chairpedia_freud 

 

Mirando esta fotografía que Engelman tomó de esta silla, parece como si quien se sentaba justo acaba de marcharse. Por supuesto, el escritorio aparece lleno de estatuillas de entre las cuales destaca la figura alta de Nieth. En los tiempos predinásticos era considerada una deidad andrógina, una calidad transformativa que fascinaba a Freud. Quien se la regaló fue el Hombre Lobo. Medio escondida, más a la izquierda, justo delante de la carpeta, se ve Amon-Ra con su distintivo y prominente plumero. En la mesa auxiliar vemos al sabio chino con quien se saludaba antes de sentarse y comenzar a trabajar. A este hombre sabio le acompaña Imhotep, médico y arquitecto. Todo ello ha sido capturado en una fotografía donde el habitante está ausente pero quedan los rastros. De una forma un tanto inquietante, extraña, la silla medio girada alude los movimientos cotidianos de alguien que no está presente. Quien sabe si en realidad el verdadero motivo de esta forma tan contorsionista de leer era para poder compartir el libro con sus silenciosos compañeros de trabajo.

 
subir