Etiqueta - Andreu World - Página 4
Autores
andreuworld

A la sillita de la reina

Cuando era pequeña las niñas jugábamos a A la sillita de la reina: un juego popular que como recurso lúdico no estaba mal, puesto que no nos hacía falta ningún tipo de objeto como canicas, cuerdas, pelotas, peonzas o pañuelos. Era muy sencillo: dos niñas se cogían de las manos (mejor de forma cruzada, es decir, mano derecha con mano derecha y viceversa) y una tercera se sentaba en el hipotético trono resultante, agarrándose al cuello de las otras dos mientras era columpiada. Era una especie de carrera en la que la “reina” debía alcanzar una lejana meta junto a sus...

Una silla para tomar el té

La extravagante señorita Katherine Cranston decidió abrir su primer salón de té en el número 114 de la calle Argyle de Glasgow, Escocia. Fue el primero de una larga cadena de establecimientos lujosamente decorados en los que las damas elegantes pudieron reunirse sin necesidad de compañía varonil. El de la calle Argyle obtuvo un éxito inmediato gracias a su billar, su sala de juegos, su sala de lectura, su sala de fumar y el salón de té para las mujeres. Dicha empresaria, que dirigía sus negocios con puño de hierro, pretendía ofrecer una alternativa abstemia a los...

Una silla para toda la vida

Iba Enrique paseando con su hija Sara por el conocido barrio de Gràcia de la ciudad de Barcelona. Sara tenía cinco años. En un par de semanas iba a cumplir seis. Estaba creciendo muy rápido. Demostraba una espontaneidad fresca y propia de su edad y una curiosidad innata por todas las cosas. Tenían un itinerario habitual que realizaban dos o tres veces por semana. Pero ese día Sara quiso cambiar, por uno de esos arrebatos espontáneos que a su padre tanto gustaban. Así pues, iban bajando por la calle Verdi cuando ambos se fijaron en una fachada diferente del...

Sin quererlo, estandarte de una filosofía

El ambicioso plan seguía adelante, lento pero incesante. La construcción del complejo educativo se había iniciado en Kuhberg, una colina dentro de Baden-Würtemberg, tal como él lo había ideado. Un campus completo, con sus aulas, sus talleres, su biblioteca, la residencia de estudiantes, las viviendas de los profesores, los despachos de los jefes de departamentos, incluso una cafetería. La Hochschule für Gestaltung de Ulm había sido proyectada en 1950 bajo criterios de funcionalidad y austeridad pues su arquitecto, el diseñador suizo Max Bill, se había formado en...

Una silla para la eternidad

Resulta difícil imaginar que una silla evoque poéticamente la muerte. La imagen de la silla eléctrica estremece por su estricta funcionalidad y no es casual que Andy Warhold le dedicara una serie de serigrafías tratándola de icono macabro de la cultura norteamericana. La silla eléctrica es un producto de la ingeniería técnica más despiadada mientras que la silla Golgotha, diseñada por Gaetano Pesce en 1972, es un objeto a medio camino entre la escultura y el diseño que no destaca especialmente por sus cualidades funcionales y productivas sino por su materialidad...

La utopía hinchable

Cualquiera que haya diseñado o producido una silla sabe lo difícil que es concebir una estructura que soporte el peso de una persona corpulenta aparentando la máxima ligereza. Hay que disimular como actúan las potentes fuerzas de presión y torsión. Durante milenios las sillas tuvieron cuatro patas. Utilizando tubo de acero, los diseñadores del Movimiento Moderno se las arreglaron con dos y a mediados de los años cincuenta del siglo XX, Eero Saarinen logró que su silla “Tulip” se levantara sobre una sola pata de tal modo que ésta adoptaba la apariencia de un...
subir