Etiqueta - Andreu World - Página 3
Autores
andreuworld

Rietveld, Groenekan y la silla antecessor

Gerard van den Groenekan apenas sí tendría catorce o quince años en el invierno de 1917-1918, cuando llegó como aprendiz al taller que Gerrit Rietveld –ebanista y delineante, según los registros de la ciudad– había abierto en mayo en la Adriaen van Ostadelaan de Utrecht. Según él, fue en el verano de 1918 cuando en ese taller se realizó la primera versión de la silla fundacional del mueble moderno. Para celebrar semejante hazaña, Rietveld se hizo retratar frente al escaparate de su taller, orgullosamente repantigado en ella y escoltado por sus empleados a modo de...

Loos se sienta sobre sus secretos

“¿Qué hará usted cuando muera el viejo Veilich?”, dice Loos que le decían los clientes, nunca muchos, pero selectos. Josef Veilich hizo todas las sillas de las casas de Adolf Loos desde sus primeras obras hasta su muerte en 1929, y el arquitecto le dedicó una sentida necrológica en el Frankfurter Zeitung donde tabletean como precisas ráfagas de ametralladora las ideas sobre el modo de responder a la necesidad de sentarse que venía defendiendo desde finales del siglo anterior. Loos es el mayor debelador de la originalidad, el fetiche moderno por excelencia: no hay...

Las sillas fantasma de Edgar Allan Poe

El “primer fisonomista del espacio doméstico”, le llama Walter Benjamin porque los narradores de la Edad Moderna daban cuenta detallada del rostro y la complexión de sus personajes, pero apenas de sus habitáculos. El primer escritor decimonónico que hizo comparecer a los interiores en sus relatos fue Edgar Allan Poe, que dejó además dos testimonios específicos sobre el tema. Uno es una breve y socarrona Filosofía del mueble, publicada en mayo de 1840 en la Burton’s Gentleman’s Magazine de Filadelfia, donde se burla del mal gusto del interiorismo doméstico de sus...

Sentarse para alzarse

Los autobuses que daban el servicio de transporte público en los años cincuenta en la localidad de Montgomery (Alabama), posiblemente como en cualquiera o muchas otras ciudades norteamericanas, contaban con unos asientos construidos con tubo de hierro cromado. La estructura de estos bancos alineados, pensados para dos pasajeros era a la vez soporte de los viajeros sentados y lugar donde sujetarse para los que iban de pie o se desplazaban por el interior del habitáculo. Esta forma de construcción en tubo de hierro curvado y atornillado evoca a los ejemplares...

Icono americano en la isla socialista

En pleno corazón de la Habana moderna, en el Vedado, se encuentra la “Rampa”, una parte de la Avenida 23 que vivió el esplendor cultural antes de la revolución con los cabarets Turquino o las Cañitas del Hotel Hilton Habana (actual Habana Libre) y después de ésta, en los años en que el proyecto revolucionario fue más sexy. Durante la década de los años sesenta esta localización vivió el Congreso Internacional de Arquitectura (1963) para el que se construyó el “brutalísta” Pabellón Cuba. Cada noche de sábado en la “Vidriera mágica” el diseñador Fernando Ayuso...

Un ready-made para sentarse

¿Puede cualquier objeto convertirse en un asiento? Si tenemos en cuenta que un asiento es cualquier lugar, objeto o mueble en el que apoyar las posaderas con el propósito de sentarse, podemos decir que sí. Desde que llegó Marcel Duchamp con sus objets trouvés o ready-mades (objetos ya existentes que son transformados para darles un significado totalmente distinto), todo es posible. El francés abrió la veda. Pero con la llegada de las teorías sobre la semiótica (en las que se estudia los signos y los símbolos como instrumentos de comunicación cultural) y del...
subir