Artículos recomendados
Proyectos,

La colección Brandy, en el mítico Hotel Vernet de París

La elegancia y el confort de los sillones Brandy, diseñados por Lievore Altherr Molina, lo han convertido en un diseño idóneo para este majestuoso hotel. Situado en pleno centro de París, el Hotel Vernet, es uno de los alojamientos míticos de la ciudad de la Luz. Con motivo del centenario de su creación, el hotel diseñado por el propio Gustave-Eiffel ha sido redecorado por el diseñador de interiores de Marsella Francois Champsaur, renovando la atmósfera art-decó de todo el hotel con nuevas piezas como el sillón Brandy, que se ha situado en espacios como los comedores principales y las salas de reuniones. Para estas estancias, se han escogido colores vivos para su tapicería, como el verde magenta o el azul eléctrico, que combinan perfectamente con los grandes sofás que recorren el espacio. 

 

6.5 Hotel Vernet

 

Los tonos oscuros también se han seleccionado para los sillones Brandy que acompañan a las grandes mesas acristaladas para zonas reservadas y de reunión. Para todo el hotel se eligió la versión de base central de madera, por su diseño estilizado, elegante y confortable.


 

6.1 Hotel Vernet


La atmósfera art-decó del hotel se completa con obras de arte que salpican todos los espacios. La pieza principal es la gran cúpula de cristal del comedor principal, que se completa ahora con otros elementos decorativos de diferentes colores y formas que se encuentran  en cada rincón del hotel.

 

Alfombras abstractas, pantallas de cobre y diferentes accesorios como lámparas de araña creadas por Eric Schmitt y un fresco de Jean-Michel Alberola en el techo convierten el espacio en una gran galería de arte, que se extiende incluso a las habitaciones, cuyos números son esculturas.

La atmósfera art-decó del hotel se completa con obras de arte que salpican todos los espacios. La pieza principal es la gran cúpula de cristal del comedor principal, que se completa ahora con otros elementos decorativos de diferentes colores y formas que se encuentran  en cada rincón del hotel. Alfombras abstractas, pantallas de cobre y diferentes accesorios como lámparas de araña creadas por Eric Schmitt y un fresco de Jean-Michel Alberola en el techo convierten el espacio en una gran galería de arte, que se extiende incluso a las habitaciones, cuyos números son esculturas.
subir