La siège d'amour "diseñada" por Eduardo VII - Historias - Andreu World
Autores
17/07/17

La siège d'amour "diseñada" por Eduardo VII

Eduardo VII, rey de Gran Bretaña e Irlanda, hijo de la Reina Victoria y del Príncipe Alberto, tuvo una juventud silenciosa que empequeñece las historias de cama de la actual familia real británica. Pero también es cierto que cuando empezó a reinar, en los inicios del siglo XX, a los sesenta años, sus virtudes como diplomático y hombre de Estado acabaron por hacer olvidar sus pecados de juventud. Sin embargo, en una historia del mobiliario del amor, no se puede pasar por alto su aportación a las fantasías eróticas en el campo del diseño, pues su Siège d’amour, un ejemplar de los cuales se conserva en la llamada habitación Eduardo VII, de la residencia parisina conocida como Chabanais, merece capítulo aparte. 

theseatoflove_600x600pxFue un encargo del joven príncipe a un ebanista de la época, ya que deseaba un mueble que le permitiera retozar con dos mujeres al mismo tiempo. El resultado de este complejo problema es algo que se parece más a una camilla de inspección ginecológica que a un nido de placer. Se trata de un sillón acolchado, con unos estribos metálicos y unas agarraderas, en cuya base se ha incluido una superficie igualmente tapizada que incorpora dos zapatas. Lo que no dicen las crónicas es si el donjuán inglés disfrutó hasta alcanzar el éxtasis o simplemente estuvo en un tris de descalabrarse a causa de la estructura de su acolchado sillón. Fragmento de un texto de Màrius Carol publicado en un artículo del número 33 de la revista Ardi titulado “El diseño del amor”.

 

 

 

 

subir