No sabía sentarse - Historias - Andreu World
Autores
24/07/17

No sabía sentarse

En 1931 moría en Barcelona un arquitecto de gran productividad, autor de casi quinientos proyectos, muchos de ellos para viviendas. Se trataba del marqués de Sagnier, que durante casi medio siglo de carrera profesional había construido gran parte de la ciudad moderna y que incluso había dejado muestras de su quehacer en varias partes del planeta. En una nota necrológica, se celebraban los valores de confort de las casas que Enrique Sagnier Villavecchia había proyectado y construido, y se vinculaban a su personalidad de hombre hogareño y padre de familia, de trato agradable y con una plena vida social: según la nota, un hombre así, que sabía disfrutar del calor del hogar, sería el más apropiado para diseñar casas agradables. 

andreu_world-thechairpedia-howtosit 

 

 

El autor del texto, el también arquitecto Pere Benavent, contraponía su caso con el de otros arquitectos de vida más solitaria y carácter huraño (¿estaría pensando en Gaudí?). Lo compara con el caso de un joven ebanista al que conoció, "muy apto en las delicadas disciplinas de su oficio", pero al que tilda como inapropiado cuando se trataba de encargarle una silla, pues "no sabía sentarse". Quería decir que no sentía el placer de sentarse cómodamente. La condición básica para crear algo, según esta teoría, sería la capacidad de disfrutarlo uno mismo. 

subir