Sillas de estilo para los "negocios reales" - Historias - Andreu World
Autores
10/10/17

Sillas de estilo para los "negocios reales"

Consultando las Siete Partidas, descubrimos que Alfonso X utilizaba el mismo aposento para todos los usos reales: consejos, ágapes, y las más íntimas "comodidades"... En el Libro de la Cámara se explica que el retrete era una habitación situada junto al dormitorio en la que se guardaban alimentos, servicios de lavabo, ropas, libros de rezos y... un sillón o caja cuadrada que contenía el bacín...
En las crónicas de viaje de Carlos V se describen los lujosos retretes del castillo de Nájera “tendidos de tapicerías de hilo y de seda”.
Isabel I de Inglaterra utilizaba para sus necesidades una especie de caja que se cerraba con llave, para que nadie más que la reina pudiese usarla. Estaba forrada de tejido carmesí, tenía un asiento mullido de terciopelo, y se adornaba con cordones y clavos dorados. 

 

 

andreu_world-chairpedia-stylishchairs 

 

En el siglo XVII y XVIII, los pericos se forraban de damasco (rojo, carmesí o azul), terciopelo o moqueta; o incluso se encuadernaban, como una obra maestra, con marroquinería de Levante. Pero Catalina de Médicis, a la muerte de su marido Enrique II, hizo vestir de luto negro su silla de alivio. Quizás fue una mala premonición, porque su sucesor Enrique III fue asesinado cuando estaba sentado en su sillico, con una manta sobre sus espaldas.
Luis XV tuvo una “chaise d´affaires”, decorada con nácar y bronces chinos. El asiento estaba forrado en terciopelo verde. Más tarde se hicieron creaciones audaces, como un sillico disimulado en el interior de una gran caja que representaba cuatro libros de gran tamaño. El título de los gruesos volúmenes es obvio: “Viaje a los Países Bajos”. 
Cuando John Ruskin y Walter Pater revolucionaron a los alumnos de Oxford con sus doctrinas esteticistas, también el mundo de las comodidades se dejó influir por la idea suntuosa del “arte por el arte”. En los catálogos de las últimas Exposiciones universales del siglo XIX hemos encontrado algunos modelos espectaculares: Magnolia Azul, floreado como un cuadro prerrafaelita; Hoja de Acanto, inspirado en un clasicismo de orden compuesto; Imperial, que permite hacer las necesidades como un mariscal victorioso, en una taza sostenida por un león. Y el más ceremonioso, bautizado con el nombre de Epic,  parece un piano de cola.

 

 

 
subir